BOLIVIA: Medios de comunicación indígenas, un aporte a la diversidad cultural

PARA EMPODERAR A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS A TRAVÉS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN

foto: RENAVIVE

foto: RENAVIVE

El convenio 169 Sobre los Pueblos Indígenas y Tribales, en países Independientes, hace referencia de que los pueblos indígenas y tribales deberán gozar plenamente de los derechos humanos y libertades fundamentales, sin obstáculos ni discriminación. También manifiesta que las disposiciones de este Convenio se aplicarán sin discriminación a los hombres y mujeres de esos pueblos. También indica que se debe consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.

Con relación a la comunicación y educación señala: “Los gobiernos deberán reconocer el derecho de esos pueblos a crear sus propias instituciones y medios de educación, siempre que tales instituciones satisfagan las normas mínimas establecidas por la autoridad competente en consulta con esos pueblos. Deberán facilitárseles recursos apropiados con tal fin”.

El 9 de agosto de 2012 se conmemoró el “Día Internacional de los pueblos Indígenas”, celebrado en varios países del mundo con el lema “Medios de comunicación indígenas, empoderando las voces indígenas”. Con esto se quiso destacar el papel de los medios a la hora de apoyar modelos de desarrollo indígena, acordes con sus propias prioridades, culturas y valores.

A juicio de la UNESCO, el tema pone de relieve cómo el uso de los medios de comunicación por parte de las poblaciones indígenas, tanto en su forma tradicional como en sus variantes más nuevas, les capacita para promover sus culturas e idiomas, y también para transmitir sus conocimientos y representar puntos de vista propios, que a menudo pueden diferir de los análisis convencionales.

El poder de los medios de comunicación

El poder de los medios para influir en la vida de individuos y comunidades es ampliamente reconocido. La comunicación y los medios son clave para la sensibilización, el intercambio de conocimientos y el apoyo a un debate más amplio sobre los saberes, la cultura y los valores indígenas. La combinación de todos estos aspectos conduce a políticas y planes de acción más eficaces.

Ban Ki-moon, en la oportunidad señaló que: “de la radio a la televisión comunitarias, al cine y a los documentales, al video arte y a los diarios, a internet y a los medios sociales, los pueblos indígenas están utilizando estas herramientas poderosas para desafiar los discursos hegemónicos y llevar a un plano internacional de discusión la violación de los derechos humanos, forjando así una solidaridad global”.

Ki-moon, además dijo: “que los pueblos indígenas están desarrollando sus propios medios reflejando sus valores y luchas contra mitos y errores de concepción”. El líder de la ONU, en su discurso relató historias, batallas, siglos de injusticia y discriminación padecidas por los pueblos indígenas y reconoció que los medios deberían preservar sus lenguas, culturas y tradiciones. De ahí, la importancia de “empoderar a los pueblos indígenas a través de la información y la comunicación”.

2012: Año Internacional de la Comunicación Indígena

La decisión de dedicar el año pasado a la comunicación indígena se tomó durante la I Cumbre Continental Indígena, que se celebró en 2010, de tal manera que se demandó a los gobiernos nacionales y a organismos internacionales que incluyan esta conmemoración en sus agendas políticas y presupuestarlas. Durante este año se llevaron a cabo diversos foros y talleres para visualizar la problemática de los pueblos originarios en el tema de la comunicación.

Esto significa en primer término, reconocer en el marco de las leyes nacionales el derecho de los pueblos indígenas a la comunicación y a la información. Bolivia, concedió a los pueblos indígenas la utilización del espectro radioeléctrico del 17%, para crear sus medios de comunicación, 17%, también para los medios comunitarios, 33%, para los privados y 33%, para el Estado.

En Argentina o como en el Ecuador, los avances son significativos y no así en el resto de los países, ya que es conocido que hace falta una legislación para el reconocimiento de este derecho.

Según la Red de Radios del Sureste Mexicano hay más de 200 radios comunitarias e indígenas que sufren de hostigamiento, represión que es más fuerte en los estados de Puebla, Oaxaca, Guerrero, Tabasco y Veracruz.

La primera televisión indígena del mundo, TV MICC del Ecuador, fundada en 2009, que emite en quichua y en español. Su director Ángel Tibán Guala, explicó a Servindi, que el canal refleja las prioridades y valores de la comunidad indígena. “El hecho de escuchar un idioma que estaba siempre marginado en un canal de televisión fue novedoso, al principio la gente estaba incrédula, no entendía como era que un canal de televisión que nunca había hablado en quichua de repente mostrara sus rostros”, indicó.

En Bolivia, la experiencia más significativa de video indígena con un innegable avance en el plano comunicacional originario y campesino se inició formalmente en 1996 con el Plan Nacional Indígena Originario de Comunicación Audiovisual. Tanto la importante tradición de radio comunitaria y minera en Bolivia, como el cine militante, de crítica social y participativo que se desarrollaron entre las décadas de 1960 y 1990 son precedentes de la actual producción de video indígena.

La Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica (Coica) acordó crear un Centro de Información, Documentación e Investigación a fin de consolidar información que permita de manera pertinente y oportuna visibilizar e incidir a cambios sustanciales a favor de los pueblos indígenas de la cuenca amazónica y el mundo.

Una experiencia más cercana

AINI–Noticias converso con Víctor van Oeyen, investigador del CEADESC (Centro de Estudios Aplicados a los Derechos Económicos, Sociales y Culturales), sobre la investigación que realizó en la Chiquitania, boliviana, sobre el Derecho a la Información y Comunicación. Van Oeyen dice que en la mayoría de las comunidades Chiquitanas la televisión no puede ser recibida por falta de electricidad o porque no llegan los canales. “Solamente” – manifiesta – “pocas radios informan de lo que pasa en las comunidades Chiquitanas; mayormente la información se limita a las capitales de municipio o al resto del país”.

P. ¿Qué es el DIC?

R. Es uno de los derechos humanos fundamentales. Según Fernando Andrade el tercer derecho fundamental, después del derecho a la vida y el derecho a tener derechos.

P. ¿El DIC, se conoce sólo en Bolivia con ese nombre?

R. No lo sé. Creo que sí. Está relacionado con un movimiento mundial amplio de Communication Rights. En los años 2002- 2004 se formó – en el marco de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información – una campaña mundial llamada CRIS: Communication Rights in the Information Society (Derechos de Comunicación en la Sociedad de la Información). En este entonces se formó también un capítulo boliviano: CRIS-Bolivia.

P. ¿Quiénes son los responsables de que se respete el DIC?

R. El estado nacional, pues es un derecho constitucional

P. ¿En la investigación, de la cuál usted es el coordinador dónde y por qué lo realizaron?

R. Se realizó en 11 comunidades de cinco municipios de la Chiquitanía boliviana. Motivo principal para hacer el estudio, que se hizo junto a la Organización Indígena Chiquitana, y es apoyar a esta organización a elaborar una estrategia de comunicación y a reclamar – junto a la CIDOB – su DIC de los Chiquitanos frente al Estado.

P. ¿Cómo y en qué tiempo se llevo a cabo la investigación?

R. El trabajo de campo se realizó entre mayo y agosto 2012, mediante un mapeo de los medios en las comunidades y los municipios visitados y entrevistas grupales a jóvenes, mujeres y hombres, además de entrevistas individuales a dirigentes, caciques, alcaldes etc.

P. ¿Cuáles son los resultados de la investigación más relevantes?

R. Para los Chiquitanos y las Chiquitanas es muy difícil ejercer su Derecho a la Información y la Comunicación, porque tienen escaso acceso a los medios y porque la mayoría de los medios habla de otra realidad. Solamente pocas radios informan de lo que pasa en las comunidades Chiquitanas; mayormente la información se limita a las capitales de municipio o al resto del país. La Red Amazónica, es un vínculo apreciado con la región pero se necesita algo más propio y más Chiquitano. Hay tres radios comunitarias con potencial aunque con limitaciones de personal y programación; una tiene una red de reporteros populares. Tres radios están intentando de incorporar el Bésiro, el idioma Chiquitano.

En la mayoría de las comunidades Chiquitanas la televisión no puede ser recibida por falta de electricidad o porque no llegan los canales; casi todo lo que transmite la televisión es de fuera de la región o del país y amenaza directamente a la cultura y la identidad Chiquitana; ningún canal cubre la realidad de los Chiquitanos, salvo cuando hay conflictos o eventos folclóricos.

El internet llega a algunas capitales de municipio, es de mala calidad y muy caro; algunos municipios buscan instalar telecentros pero estos todavía son una gran excepción. La comunicación interpersonal mediante telefonía celular está llegando lentamente a las comunidades Chiquitanas; actualmente una de cada tres comunidades no tiene acceso.

El periódico es uno solo: El Deber. Llega solamente a las capitales de municipio y siempre un día más tarde. Sus notas sobre la Chiquitanía se limitan al folclore y los conflictos que afectan al mundo fuera de la Chiquitanía. Con alguna excepción, los municipios ni de las organizaciones Chiquitanas tienen estrategias de comunicación para hacer una gestión participativa y transparente. …

P. ¿Para qué cree que sirva este estudio?

R. Aparte de los objetivos mencionados para aclarar la situación de información y comunicación que tienen poblaciones indígenas para el resto del país. Salir de la lectura de las ciudades y del eje central. Ojalá este estudio pueda provocar una mirada a las realidades de información y comunicación de los otros grupos indígenas en el país.

A manera de cierre

Es importante de visibilizar en el contexto de los diferentes países del continente Abya Yala, no solamente la poca atención que se otorga al respeto de los derechos de los pueblos indígenas, derechos fundamentales sobre el territorio, la consulta previa para la explotación de los recursos naturales: como el agua, bosques, construcción de presas, otorgamiento de concesiones mineras, etc., y de forma muy específica el derecho a la información y comunicación, sino la importancia misma de la comunicación indígena.

Los medios indígenas tienen que convertirse en una herramienta para difundir problemas, violación de derechos y atropellos a los pueblos indígenas, pero también para la comunicación entre pueblos sobre proyectos y programas de vida exitosos, sustentables, y cuidadores del medio. Necesitamos convertir la comunicación de muerte en comunicación de vida. Este es uno de los retos y a ello se debería dedicar esfuerzos, creatividad y la capacidad de los comunicadores indígenas y no indígenas.

Y, se debe avanzar en el fortalecimiento de la comunicación indígena en cada una de las regiones. Avanzar pasó a paso, apoyando, construyendo y fortaleciendo el talento humano, las producciones en sus diferentes géneros. También tratar de avanzar en la formación de comunicadores indígenas para potenciar las capacidades de trabajo.

Fuente: http://www.aininoticias.org/2012/11/especial-88/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s