PERÚ: Equipo de policías tras asesinos de indígenas

Equipo de policías tras asesinos de indígenas peruanos

policia

Un equipo de policías busca hoy en la espesura de la Amazonía peruana a los taladores ilegales que asesinaron a cuatro líderes indígenas, tras anunciar el gobierno diversas medidas de defensa de los nativos.

La operación de persecución a los criminales fue confirmada ayer por la primera ministra Ana Jara en una visita a la comunidad Saweto, cuyos dirigentes Edwin Chota, Leoncio Quincima, Jorge Ríos y Francisco Pinedo fueron asesinados hace 20 días cerca de la frontera con Brasil.

La alta funcionaria dijo que uno detenido como sospechoso tiene doble nacionalidad, brasileña y peruana, y en los interrogatorios dio indicios de que los criminales son depredadores madereros provenientes de Brasil.

Jara previamente se reunió con las viudas de los asesinados en Pucallpa, capital de la región selvática de Ucayali, donde se encuentra Saweto, y anunció que la prioridad de la policía es recuperar los restos de las víctimas. Hasta ahora se han hallado tres, por identificar.

La primera ministra hizo el viaje junto a los ministros de Educación Jaime Saavedra y Vivienda Construcción y Saneamiento Milton Von Hesse, y una comisión multisectorial de funcionarios creada para dar seguridad y atención de salud y educación y otros servicios a los nativos.

También anunció que el gobierno designará próximamente a un alto comisionado dedicado a combatir la tala ilegal de árboles y defender los derechos de los pueblos indígenas frente a los depredadores como los que mataron a los nativos por sus constantes denuncias de la ilegal actividad.

Jara indicó que la comisión se encargará de gestionar la entrega a los nativos de títulos (colectivos) sobre sus tierras ancestrales, que ellos reclaman como forma de obligar a las autoridades regionales a expulsar a los depredadores que las invaden, ya que hasta ahora no escuchan sus denuncias.

La primera ministra dijo también que en su diálogo con los asháninkas se acordó la instalación de un puesto policial en la cercana frontera con Brasil, para dar seguridad a los nativos de la misma etnia que viven en los dos lados del lindero.

Los indígenas asesinados fueron atacados cuando se dirigían al vecino país a visitar a los asháninkas brasileños, con los que coordinaban actividades de detección y denuncia de los taladores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s