ONU: Pueblos del Sur levantaron su voz

Pueblos del mundo levantaron su voz por la refundación de la ONU

MONKI

El llamado de Venezuela sobre la imperiosa necesidad de refundar la Organización de Naciones Unidas (ONU) se hizo eco este miércoles en los países del Sur durante la plenaria de la 69° Asamblea General, celebrada ayer en la ciudad de Nueva York, en la que el Presidente Nicolás Maduro pidió establecer una hoja de ruta para que no caiga al vacío el clamor de los pueblos que exigen una transformación del organismo.

La necesidad de una reforma del organismo mundial fue uno de los temas dominantes de las presentaciones de varios presidentes en la jornada inaugural del debate. En su discurso, el mandatario venezolano reflexionó sobre la importancia en este momento histórico de la humanidad de que la organización afronte los grandes cambios y causas que enfrenta el planeta en el presente y el futuro.

“Reivindicamos la vigencia de Naciones Unidas, y sobre esas reivindicaciones es que nosotros insistimos en la necesidad de una transformación profunda. Como dijera el Comandante Hugo Chávez aquí mismo en sus célebres discursos, hace falta una refundación democrática y profunda, hace falta democratizar y ampliar el protagonismo de las regiones, porque éste es otro mundo. Si la ONU nació para poder procesar los temas de la reconstrucción post guerra hoy tiene que adaptarse a un mundo multicéntrico, multipolar, con naciones emergentes que tienen voz y aspiraciones propias. La ONU tiene que adaptar sus organismos y someterse a la soberanía de los pueblos del mundo que claman porque su voz se escuche”, afirmó el mandatario venezolano.

Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, abrió el debate durante la plenaria con un llamamiento al relanzamiento de la economía mundial y la reforma del Consejo de Seguridad, cuya composición actual consideró inaceptable, para dar más poder a países emergentes.”Es necesaria una verdadera reforma del Consejo de Seguridad.”

En este mismo orden de ideas, tocó el turno a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien ejemplificó que la decisión de elaborar un marco jurídico para la reestructuración de la deuda soberana de los países, es una muestra de que es posible reformar a la ONU, ante la incapacidad mostrada en el pasado de actuar en respuesta al clamor de los países en desarrollo.

“El Consejo ha tenido problemas para promover soluciones pacíficas a los conflictos, una reforma genuina para superar la actual parálisis (…) debe ser más representativo y legítimo.

Asimismo, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recordó como la falta de unidad ha sido la constante del Consejo de Seguridad al enfrentar grandes crisis que se superponen a los intereses internacionales sobre determinados pueblos.

“Ello afecta la legitimidad y credibilidad del principal órgano encargado de la paz y seguridad regional. La reforma del Consejo es una tarea pendiente que exige decisión política y acción”, agregó Bachelet, quien reiteró el apoyo de Chile a la ampliación del órgano y a las aspiraciones de Alemania, Brasil, Japón y la India de ser miembros permanentes.

El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, consideró que la comunidad internacional afronta una gran oportunidad, una oportunidad histórica, de construir un nuevo mundo, diferente, por lo que urgió a los gobiernos a tomar ese camino sin retraso, porque la Madre Tierra y la humanidad lo exigen.

Morales dijo que es urgente transformar profundamente las estructuras excluyentes como parte de un proceso mayor de transformación mundial.

También desde el podio internacional , el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, remarcó la urgente necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de la ONU, sus poderes de veto y el tema de la exclusión de África en ese cuerpo.

“Necesitamos un Consejo de Seguridad fortalecido y reformado”, señaló el líder del gubernamental Congreso Nacional Africano (ANC).

La primera ronda de intervenciones estuvo también marcada por alocuciones de los mandatarios en referencia al cambio climático y otros problemas de orden internacional.

Durante la jornada, destacaron las incogruencias del discurso de Barack Obama, quien aseguró que su país es una potencia pacífica, pero amenazó a Rusia y reiteró acciones bélicas en Siria e Irak.

La Asamblea General de la ONU continúa este jueves con una segunda jornada de debate donde se esperan las intervenciones de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; Perú, Ollanta Humala; Panamá, Juan Carlos Varela; y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne.

De igual forma, la participación de los jefes de Estado de Irán, Hassan Rohani; Zimbabwe, Robert Mugabe, y República Democrática del Congo, Joseph Kabila, además de los primeros ministros de Canadá, Stephen Harper; Japón, Shinzo Abe; Etiopía, Hailemariam Dessalegn; y Australia, Tony Abbott.

morales19b673g6 foro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s