COLOMBIA: Unos 5 mil Wayuu podrán recuperar sus nombres

restherl

La Registraduría Nacional del Estado Civil puso en marcha la expedición del registro civil de nacimiento para pobladores indígenas que establece el derecho a la identidad, tal como lo contempla la Constitución Nacional, reveló ayer el director nacional de Registro Civil, Carlos Alberto Monsalve.

Lo anterior, en cumplimiento con lo ordenado por la Corte Constitucional, en la Sentencia T-025, que busca garantizar los derechos fundamentales, culturales y de identidad de los pueblos indígenas.

Al explicar las ventajas de la circular #276 por medio de la cual se establece la “Inscripción inicial y modificación en el registro civil de nacimiento de integrantes de las comunidades y /o pueblos indígenas”, señaló además que para la inscripción, es necesario presentar una  carta o certificación expedida por la autoridad tradicional o quien haga sus veces.

A partir de la fecha, si a un indígena que va a ser registrado le falta  alguno de los documentos reconocidos para la inscripción en el registro civil de nacimiento, se utilizará la casilla “Otro” para escribir el nombre del pueblo indígena y el texto “autorización indígena”, con el fin de aportar una certificación de la autoridad tradicional.

La circular también especifica que “la información que se consigne en el registro civil de nacimiento deberá transcribirse textualmente como se encuentra plasmado en el documento antecedente aportado, ya sea para la creación o modificación de la inscripción, con el fin de garantizar que la escritura del nombre corresponda con la fonética del mismo”.

“Esta es otra ventaja porque se rescata la fonética, la correcta escritura de los clanes y etnias de todo el país, además de  la  función de la Autoridad Tradicional en cada uno de los grupos indígenas”, expuso el funcionario.

Un paso importante. A propósito de la circular de la Registraduría, la abogada y escritora wayuu, Estercilia Simanca Pushaina, celebró la iniciativa, porque permitirá abrirle paso a la Registraduría para comenzar el proceso de los cambios de nombres  a 5.000 wayuu.

Recordó que en la década de los setenta, funcionarios de la Registraduría les pusieron nombres ridículos a los wayuu en las jornadas masivas de cedulación que convocaban algunas veces con el apoyo de políticos ansiosos de votos.

“Es un paso importante el hecho de que de ahora en adelante, el documento de registro de las personas también reconozca de manera formal una identidad étnica. Ahora confiamos en que los nombres Prisionero, Motosierra, Heroína, Cabezón, Popo, Alka Seltzer, Cosita Rica, Candado o Payaso, sean cambiados a los originales”, expuso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s