PANAMÁ: Responde Gobierno a diálogo con indígenas

clementina

El prometido diálogo del Gobierno de Panamá con líderes de la etnia Ngäbe Buglé comenzó al más alto nivel, para resolver las demandas de comunidades por la construcción de una hidroeléctrica en asentamientos ancestrales, se conoció hoy. (PLRadio)

Un comunicado oficial informó que la vicepresidenta del país, Isabel de Saint Malo, se reunió con representantes de la Comunidad de Quebrada Plata-Caña Blanco y del Movimiento 10 de abril (M-10), para conocer sus inquietudes por el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco.

La funcionaria expresó su interés por conocer la visión de todas las partes interesadas y ratificó el compromiso del Gobierno por establecer un diálogo y alcanzar consensos enfocados en los intereses nacionales, incluyendo aquellas necesidades legítimas de los grupos indígenas de la comarca.

“No vamos a dejarlos solos, les pedimos nos ayuden a encontrar soluciones y acuerdos que prioricen el bienestar nacional”, expresó la Vicepresidenta, según la fuente.

Por su parte, Clementina Pérez, cacica regional suplente, habló en representación de la Comunidad, agradeció la pronta atención del Gobierno y aseguró que su aspiración es realizar un diálogo de paz.

En la reunión también intervino Ricardo Miranda, miembro del M-10 y vocero del Congreso NgÃñbe Buglé, y dijo que aceptan el llamado al diálogo para lograr un buen entendimiento de la situación, e informó que designaron un comité que será parte de estas conversaciones.

Miembros de la tribu ocuparon la semana pasada áreas donde se construye la hidroeléctrica y amenazaron con tomar otras acciones si en un plazo corto no se iniciaba el diálogo, que fue suspendido unilateralmente por el Gobierno, dijeron fuentes de esa etnia.

La exigencia busca una salida pacífica al conflicto por el uso del río Tabasará, que abarca un área de mil 289 kilómetros cuadrados en la comarca indígena, en las occidentales regiones de Chiriquí y Veraguas.

Según los líderes nativos, la hidroeléctrica inundaría las tierras a 270 personas que viven cerca de la cuenca del Tabasará, e indirectamente a tres mil que dependen de ese afluente para sus actividades.

Esta semana una comisión técnica gubernamental visitará la comarca para estudiar la situación en el terreno, y posteriormente se conocerá el veredicto de la comisión integrada además, por los ministerios de Gobierno, Seguridad, Trabajo y Desarrollo Laboral; la Autoridad Nacional del Ambiente y representantes de Naciones Unidas.

Colocada desde: Prensa Latina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s