VENEZUELA: ‘Dauna’ en las salas de cine en Caracas, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo.

Dauna-620x368

Este 20 de marzo se estrena en las salas de los circuitos comerciales del país el filme Dauna. Lo que lleva el río, segundo largometraje venezolano, después de El regreso, de Patricia Ortega, que retrata a los pueblos originarios desde la ficción.

En esta oportunidad la obra del director cubano residenciado en Venezuela, Mariano Crespo, la protagoniza no solamente el personaje de Dauna interpretada por Yordana Medrano, sino además el paisaje del Delta del Orinoco y las curiaras que recorren sus caños, los chinchorros y la cestería hecha con las fibras de moriche, los janokos o los palafitos, en fin, la cultura, la lengua y el pueblo warao en general, elementos que envuelven y sostienen una historia de amor universal.

La película hablada en warao, con algunos momentos en español, y contada en saltos cronológicos, narra la historia de una mujer con un temperamento que la empuja a ir más allá de las costumbres y tradiciones de su pueblo. Pero el conflicto principal no llega hasta ahí, al mismo tiempo Dauna es profundamente respetuosa e incluso amorosa de esos elementos que la configuran y la unen a su comunidad y le dan las herramientas para relacionarse con otras realidades que desea explorar, siempre en función de aportar a sus propias raíces.

A diferencia de las características de los warao descritas por el padre de Dauna en la película con respecto a la toma de decisiones, la muchacha es firme y decidida con todo el arsenal ético que eso implica. Se enfrenta a sus costumbres, las cuestiona, siempre desde el respeto y enfrenta las consecuencias que finalmente estrechan sus vínculos con la comunidad a la que pertenece.

Desde niña Dauna se empeña en aprender cosas diferentes que amplíen su mundo interior para luego ampliar su exterior. Sin embargo, su apego a las tradiciones recrudecen el dilema entre casarse con Tarcisio, encarnado por Eddi Gómez, con todas las responsabilidades que eso implica o dedicarse al estudio y la investigación.

La diferencia de Dauna con otras historias similares no se limitan a la simplicidad narrativa de escoger entre casarse con alguien cualquiera y seguir una pasión. En este caso Dauna ama realmente a Tarcisio, de manera que no es un matrimonio arreglado o impuesto. Por el contrario, para hacer más enmarañado el nudo dramático, se plantea un verdadero sacrificio: decidir entre un verdadero amor y seguir unas tradiciones que defiende o dedicarse a su verdadera vocación.

Además de contar parte de nuestra venezolanidad, Dauna parece un homenaje audiovisual a la mujer en general y las warao en particular, a esas damas que participan activamente y con tesón en la educación de sus hijos, en el mantenimiento económico del hogar, con su liderazgo y su capacidad para decidir.

Yordana Medrano, Mario Crespo

Yordana Medrano, Mario Crespo

Colocada desde: http://agenciaandina.com.ve/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s