PANAMÁ: Indígenas panameños lucharán contra usurpación territorial         

Comarca-NgÃñbe-Buglé-300x211

La continuación de la hidroeléctrica Barro Blanco constituirá una declaración de guerra contra el pueblo NgÃñbe Buglé, advirtió hoy Liborio Miranda, vocero del Congreso General Tradicional de la etnia, en declaraciones a Prensa Latina.

“No hay nada que negociar”, fue una de las frases más repetidas por los representantes de las comunidades perjudicadas, durante la última sesión de la mesa de diálogo que intenta poner de acuerdo a la constructora transnacional Generadora del Istmo S.A. (Genisa) con los vecinos, con la mediación del Gobierno y Naciones Unidas.

Aquí de la nada aparecen multinacionales que usan la seguridad jurídica e imponen sus negocios, y están usurpando territorios a la Comarca NgÃñbe, pues tres demandas dieron la razón a los pobladores de que Genisa debe marcharse del lugar, aseguró Miranda.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, el peritaje de Naciones Unidas y por último la Autoridad Nacional del Ambiente, que detuvo la obra, coincidieron en las irregularidades cometidas por la entidad que ejecuta la central eléctrica.

Hemos seguidos los protocolos de diálogo, negociación y resoluciones, pero la empresa hace caso omiso a los derechos de los pueblos indígenas, e incluso el Estado panameño ha violentado el convenio 169 que protege a nuestras etnias, porque en la práctica no está cumpliendo esa misión, denunció el vocero.

Sin embargo, un comunicado del Gobierno tras la más reciente reunión de diálogo, reconoció avances en temas sensibles como la preservación del patrimonio y aseguró que concluyó la fase de análisis de los temas culturales, ambientales, sociales y económicos.

Por su parte, Genisa insiste en que cumplió todos los señalamientos por los cuales fue detenida provisionalmente la obra, por lo que exige su continuación.

La empresa reiteró que no hay afectación alguna a la Comarca NgÃñbe Buglé, y la represa solo incidirá mínimamente en 5,81 hectáreas de servidumbre de río que colinda con áreas anexas a comunidades indígenas, por esta razón, asegura la entidad, suscribimos dos acuerdos de compensación con las autoridades comarcales.

La construcción de la hidroeléctrica se encuentra parcialmente detenida por incumplimientos con protocolos ambientales por la entidad, según el Gobierno, entre ellos la falta de acuerdos con la población indígena perjudicada.

Colocada desde: http://www.prensa-latina.cu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s