MÉXICO: Crónicas indígenas, piezas únicas, asegura experto mexicano 

NAHUATL, foto inicial

Las crónicas de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl y Domingo Chimalpahin son hoy piezas únicas del devenir histórico de las culturas de los pueblos indígenas del territorio mexicano, al colocarlo en la historia universal, señala especialista.

Baltazar Brito, director de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, donde se resguarda el valioso documento, escrito en español y náhuatl por dichos historiadores de ascendencia indígena, se refiere al origen de ambos.

Así lo especifica un comunicado de prensa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al que tuvo acceso Prensa Latina.

El primero nació en Teotihuacan (1578-1659), mientras que Domingo Francisco de San Antón Muñón Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, el 26 de mayo de 1579 y murió en 1660, indica Brito.

De Alva Ixtlilxóchitl escribió sobre la historia de sus antepasados acolhuas basándose en sus costumbres, música, tradiciones orales y códices.

Chimalpahin abordó la mitología mesoamericana, la genealogía de las clases gobernantes prehispánicas y el devenir histórico de los pueblos del Valle de México.

El códice contiene, además, la copia en náhuatl más antigua que se conoce de la Crónica Mexicáyotl, de Fernando Alvarado Tezozómoc.

Brito expresó que en el siglo XIX salieron los documentos del país, ya que tras la muerte de Ixlilxóchitl, su hijo Juan de Alva heredó sus manuscritos y éste, al morir, dejó la colección, con trabajos de Chimalpahin, a su amigo jesuita Carlos de Sigüenza y Góngora.

Este encuadernó en tres volúmenes los textos y donó su acervo documental al Colegio de San Pedro y San Pablo.

Una parte de esta colección pasó a la biblioteca del Colegio San Ildefonso, la cual visitó en 1827 James Thomsen, un agente inglés representante de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, quien entabló amistad con el bibliotecario José María Luis Mora.

Deseoso de impulsar la alfabetización del pueblo mexicano, el sacerdote y político liberal intercambió los manuscritos de Ixtlilxóchitl y Chimalpahin, por una cantidad indeterminada de biblias protestantes en castellano, destaca Brito.

A inicios de 2014, la Sociedad Bíblica de Londres acordó con la casa Christieâ�Ös subastar el llamado Códice Chimalpahin, pero el INAH logró negociar el retiro del lote de la venta, que fue adquirido por el gobierno mexicano.

En un hecho catalogado aquí de inédito, los manuscritos fueron repatriados el 18 de agosto de 2014 y desde entonces permanecen resguardados en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

El Códice Chimalpahin puede consultarse en el sitio digital http://www.codicechimalpahin.inah.gob.mx, a disposición de investigadores, estudiantes y público en general, según el INAH.

http://www.prensa-latina.cu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s