PANAMÁ: Indígenas denuncian venta fraudulenta de terrenos

rain083

Una empresa desconocida, supuestamente radicada en la Comarca Ngäbe Buglé, en el occidente de Panamá, negoció y al parecer cobró 60 mil dólares como compensación para ejecutar una polémica hidroeléctrica, denunció hoy un dirigente indígena.

En entrevista con Prensa Latina, Rolando Carpintero, alcalde del distrito Müna donde se encuentra la instalación, aseveró que sujetos crearon la cooperativa Servicios Múltiples R.L., con dirección legal en Chicica, poblado cabecera de su distrito.

La transnacional que construye la hidroeléctrica Barro Blanco, Generadora del Istmo S.A. (Genisa), firmó un contrato con esa empresa que actuó a nombre de los indígenas y entregó la suma de dinero que consta por escrito, informó el alcalde.

Esto fue confirmado anteriormente por Genisa, la cual comunicó a los medios de prensa en febrero pasado, que suscribió “dos acuerdos de compensación con las autoridades comarcales”.

Trataron con las personas equivocadas y tengo los documentos que lo demuestran, aseveró Carpintero, quien reconoció el derecho del pueblo originario sobre el territorio que será inundado por la represa de la central eléctrica, la cual afectará directamente a unos 30 mil habitantes de la zona.

El alcalde no mencionó los nombres de las personas que aparecen como directivos de la cooperativa en cuestión, pero tras una investigación confirmó que en el poblado donde dicen tener su sede, no existe tal entidad.

Carpintero forma parte de la Mesa de Diálogo establecida por el Gobierno de Panamá con los vecinos de la Comarca y otros campesinos, quienes confirman el daño que la hidroeléctrica crearía a la cuenca y a los vecinos, por tanto exigen la cancelación del proyecto.

Los NgÃñbe Buglé somos un pueblo de paz, pero lo poco que hemos logrado, siempre fue mediante luchas, y no descarto las reacciones que mis hermanos puedan tener ante la decisión del Gobierno de quitar la concesión a Genisa y entregarla a otra empresa; a fin de cuenta es lo mismo, aseveró.

Para el próximo 18 de mayo está convocada la continuación de la Mesa de Diálogo, donde Carpintero confirmó que los integrantes de la comisión indígena volverán con el interés de convencer por vía pacífica de la cancelación de la obra.

Quienes se oponen al proyecto están dispuestos a levantarse en todo el país contra la conclusión de la central eléctrica, si esa es la decisión final, dijo a la prensa recientemente un vocero indígena.

El Gobierno debe pronunciarse por el pueblo y no a favor del capital extranjero; Barro Blanco fue desde sus inicios impuesto a la fuerza, pero hay muchas irregularidades en su ejecución, dijo Ricardo Miranda, vecino de la zona afectada y participante en las conversaciones.

“Hemos sido amigables, aceptamos y participamos en la mesa de diálogo, aportamos pruebas que demuestran que el proyecto no es viable, y esperamos que se emita un fallo a favor del pueblo”, señaló Miranda.

Colocada desde: http://www.prensa-latina.cu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s