BRASIL inician Olimpiadas Indígenas

Iatacion

Los participantes representan a decenas de etnias brasileñas, así como países tan remotos como Etiopía y Nueva Zelanda; en la imagen, atletas de Panamá.

Palmas. El evento promocionado como los primeros “Juegos Olímpicos Indígenas” está por iniciar con la presencia de unos dos mil atletas de todo el mundo, reunidos en una soleada ciudad del norte de Brasil.

La primera edición de los juegos será inaugurada de manera oficial mañana viernes en la ciudad de Palmas, aunque el torneo del futbol del evento comenzó desde este jueves.

Los participantes representaron a decenas de etnias brasileñas, así como países tan remotos como Etiopía y Nueva Zelanda.

El jueves, un pequeño grupo de indígenas brasileños montó una protesta por lo que acusa es una mala organización y gastos innecesarios para realizar los Juegos Mundiales Indígenas.

Cerca de una decena de manifestantes criticó el presupuesto de varios millones de dólares, señalando que el dinero debería haberse invertido en la mejoría de las condiciones de los pueblos indígenas de Brasil.

Las quejas de los manifestantes variaron desde una propuesta enmienda constitucional que daría al Congreso el derecho de demarcar las tierras indígenas, hasta el alto índice de suicidios entre los pueblos indígenas en la provincia de Mato Grosso do Su, donde existen continuos conflictos por la tierra entre tribus y rancheros.

Pero los manifestantes también criticaron el evento, apuntando que pese a la inversión de varios millones de dólares no hay mucho que mostrar.

Narube Werreria denunció que el evento es un intento por encubrir la situación real de las atribuladas poblaciones de Brasil.

“El gobierno está utilizando este evento para cubrirnos los ojos y decir que aquí todo está bien”, dijo Werreria, empleado del gobierno estatal de la tribu Karaja, cuyo territorio está cerca de Palmas. “Pero no todo está bien”.

Con una población estimada de entre tres y cinco millones de habitantes en la época precolombina, los pueblos indígenas de Brasil ahora conforman sólo 0,5% de los más de 200 millones de habitantes del país. Enfrentan una extensa pobreza y discriminación, y sostienen enfrentamientos frecuentes con granjeros, rancheros y mineros ilegales que pretenden sacarlos de sus tierras ancestrales.

“En Brasil, las plantas de soya reciben un mejor trato que los indios”, gritó Cacique Doran, líder del pueblo Tupi Guaraní durante la protesta.

Colocada desde: http://www.jornada.unam.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s