NACIONES UNIDAS: Pueblos indígenas, también en peligro las lenguas ancestrales

mexico1

Además de la falta de reconocimiento, la expulsión de sus hábitats y la discriminación, los pueblos indígenas enfrentan a nivel mundial el peligro de la desaparición de sus idiomas, un escenario que denuncian ante la ONU.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), de las más de seis mil lenguas originarias existentes, la mitad pudiera desaparecer en este siglo.

La pérdida de esos idiomas no escritos ni documentados implica no solo el fin de riquezas culturales de la humanidad, también de los importantes conocimientos ancestrales recogidos en los mismos, advierte la agencia especializada.

En ese sentido, la Unesco llama a implementar políticas bien planificadas para garantizar el paso de las lenguas a las nuevas generaciones, “porque el proceso no es inevitable ni irreversible”.

Para el gran jefe Edward John, de la nación Tl’azt’en, de la Columbia Británica, en Canadá, la situación merece el calificativo de genocidio cultural.

El líder originario recordó a finales de enero la intervención del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una sesión de 2011 del Foro Permanente para Asuntos Indígenas, donde señaló que cada dos semanas muere una lengua aborigen.

Necesitamos mucha mayor atención y apoyo para lidiar con este problema, afirmó a periodistas en el contexto de una reunión de expertos sobre el futuro de las lenguas originarias, en la sede de Naciones Unidas.

John lamentó que prácticamente pase inadvertida la desaparición de una parte tan importante del patrimonio de la humanidad, justo cuando la comunidad internacional realiza esfuerzos para preservar sitios.

Sabemos la importancia de mantener maravillas de la antigüedad, pero no podemos olvidar que los idiomas indígenas son un componente esencial de ese patrimonio, precisó.

GRAVE SITUACIÓN

En muchas comunidades indígenas, apenas restan unas pocas personas que hablan las lenguas autóctonas, en su inmensa mayoría individuos de avanzada edad.

“Quedan en nuestro caso solo cinco ancianas que dominan el idioma, porque un grupo de hasta 15 personas creció escuchándolo, pero ellos no se consideran a sí mismos hablantes”, comentó Tatiana Degay, una activista de la etnia Itelmen, de la Península de Kamchatka, en Rusia.

La joven celebró los esfuerzos en su país para desarrollar una legislación relacionada con los idiomas originarios, aunque estimó que falta camino por andar para protegerlos.

El problema no es solo de los Itelmen, una gran parte de los 47 pueblos indígenas rusos, ubicados en la Siberia y el lejano oriente, enfrentan problemas con la preservación de sus dialectos, dijo.

Por su parte, el gran jefe de la nación Tl’azt’en compartió sus vivencias infantiles en Canadá, donde le prohibieron hablar en una escuela para aborígenes el Dene, una lengua también de originarios de Alaska.

Durante la reunión de expertos, representantes indígenas compartieron buenas experiencias en la recuperación de idiomas ancestrales, como en Hawai y Nueva Zelanda.

A mediados del siglo pasado, tal vez quedaban 30 personas menores de 18 años que hablaban el hawaiano nativo, pero se produjo un renacimiento a finales de los años 70 y principios de los 80, resaltó la activista local Amy Kalili.

En el caso neozelandés, los maoríes (una etnia de origen polinesio) lograron rescatar su lengua, y en la actualidad cuentan con emisoras de radio y canales de televisión respaldados financieramente por el Gobierno.

“Los pueblos son apasionados en lo que respecta a no dejar morir sus tradiciones. Queremos coexistir junto a ellas de manera pacífica, porque tenemos mucho que ofrecer”, subrayó Kalili.

ESPERANZAS DE QUE SUS VOCES SE ESCUCHEN

En entrevista con Prensa Latina, John consideró 2015 un buen año para los originarios, a partir de la adopción de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo Climático de París.

Ambos instrumentos internacionales representan una oportunidad para los pueblos originarios, que están entre los más empobrecidos y golpeados por el cambio climático, señaló.

De acuerdo con el líder de la nación Tl’azt’en, en la occidental provincia canadiense de la Columbia Británica, pese a lo mucho que queda por hacer en materia de reconocimiento a los aborígenes, sus tradiciones y su cultura, existen claros progresos.

“Después de tantos años, las voces de los indígenas se escuchan con más frecuencia y respeto, eso es positivo y constructivo, porque somos parte de la familia humana”, aseveró.

Para el gran jefe, hay expectativas de que el actual contexto ayude a preservar las lenguas originarias.

Por ejemplo, los teléfonos inteligentes y otras tecnologías pudiera convertirse en herramientas para ayudar a los jóvenes a aprender sus idiomas nativos, ilustró.

Según declaró a periodistas, en el encuentro de expertos celebrado en la ONU, para debatir el futuro de las lenguas indígenas, se insistió en la importancia de la fluidez.

Reconocemos los esfuerzos en la enseñanza y la impresión de libros y diccionarios para preservar los idiomas de nuestros pueblos, pero no vemos gestiones suficientes para garantizar la fluidez a la hora de hablarlos, dijo.

John manifestó sus esperanzas de que los reclamos indígenas de ayuda para perpetuar sus tradiciones, incluyendo las lenguas ancestrales, sean escuchados.

Necesitamos más compromiso de todos, y los gobiernos deberían jugar un papel activo, afirmó.

Las recomendaciones del evento serán presentadas en mayo al Foro Permanente para Asuntos Indígenas, y en julio al Consejo Económico y Social de Naciones Unidas.

Colocada desde: http://www.prensa-latina.cu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s