VENEZUELA: La Revolución Bolivariana reivindicó los derechos de los pueblos indígenas

asamblea_nacional1-e1429044220855.jpg_1718483346

Desde la llegada de la Revolución Bolivariana los pueblos ancestrales de nuestra nación han sido reivindicados e incluidos como un sector fundamental en la planificación y desarrollo de políticas públicas del Ejecutivo Nacional en pro de la estabilidad y “suprema felicidad” de la población venezolana.

A diferencia de la IV República, época en la cual las comunidades indígenas eran víctimas de un modelo neoliberal que los obligaba a abandonar su territorio de origen, costumbres y tradiciones para asentarse en centros urbanos donde no contaban con las oportunidades mínimas de crecimiento, ésta nueva era política ha permitido a través del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (Minpi) el pleno ejercicio de los derechos y deberes de los indígenas garantizando una eficaz atención a sus necesidades y requerimientos.

Es por ello -y enmarcado en el Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019- que el organismo ha establecido un conjunto de acciones y mecanismos estratégicos para subsanar estructural y fundamentalmente la atención integral en materia de salud, alimentación, vialidad y sistemas de producción.

De acuerdo con el informe de gestión del Minpi durante el año 2015 se ejecutaron proyectos dirigidos a la construcción de viviendas e infraestructura para el vivir bien de la población; atención integral a las comunidades indígenas en condiciones de extrema vulnerabilidad y al fortalecimiento de proyectos socio-productivos de la comunidad organizada.

Asimismo, se hizo hincapié en el desarrollo de planes de formación comunitaria, educación intercultural bilingüe, saberes tradicionales, ancestrales y artesanales de los Pueblos Indígenas para consolidar su identidad y soberanía cultural.

Participación activa

A fin de impulsar la participación activa y directa de los pueblos aborígenes en actividades sociales, políticas y productivas del país se instaló el Consejo Presidencial del Gobierno Popular de los Pueblos y Comunidades Indígenas para captar propuestas, recomendaciones y sugerencias en pro del proceso del renacimiento de la Revolución.

La actividad considerada como inédita por incluir a voceros de los pueblos Arawako, Ayaman, Baniva, Bare, Barí, Chaima, Cuiva, Curripaco, Eñepa, Gayon, Jodi (Hoti), Huottoja, Inga, Japreria, Jivi, Kari’ña, Maco, Mapoyo, Puinave, Pemon, Piapoko, Pume Saliva, Sanema, Shiriana, Timotes, Waikerie, Warao, Warequena, Wayuu, Yanomami, Yavarana, Yekwana, Yeral y Yukpa, dejó como resultado el Plan Revolución Productiva Agropecuaria de los Pueblos Indígenas “Conuco Ancestral” para contribuir con el fortalecimiento del nuevo modelo económico productivo.

A la par de ello destacan la instalación de 244 asambleas con la participación de 9 mil 697 indígenas provenientes de 17 de los 24 estados del país.

Otras acciones vinculadas a este aspecto son aquellas relacionadas con la formación educativa. En el año 2015 se creó la Red de Docentes Indígenas para la Sistematización, Caracterización Sociocultural y Lingüística de Saberes Ancestrales con el propósito de impulsar la Educación Intercultural Bilingüe.

Inversión para el pueblo

En otro orden se culminó con éxito un total de 903 viviendas para mejorar las condiciones de vida y brindar protección a más de 4 mil 672 familias indígenas de los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Bolívar, Barinas, Carabobo, Cojedes, Lara, Monagas, Portuguesa, Sucre, Falcón, Trujillo y Zulia.

A la par de ello se brindó atención integral a 63 mil 883 personas pertenecientes a 975 comunidades indígenas en situación de extrema vulnerabilidad de los estados Anzoátegui, Amazonas, Sucre, Apure, Barinas, Falcón, Lara, Yaracuy, Carabobo, Bolívar, Delta Amacuro, Distrito Capital, Portuguesa, Monagas, Táchira y Zulia; y se otorgó un total de 756 donaciones correspondientes a hospedajes, salud, servicios funerarios, alimentación y asesoría de personas de los pueblos aborígenes.

En el área socio-productiva más 65 mil 600 indígenas se beneficiaron con el financiamiento de proyectos agrícolas, artesanales y ganaderos para fortalecer el proceso de autogestión de la comunidad organizada y el crecimiento productivo de la Nación.

En relación a ello se entregaron un total de diez Títulos Colectivos de Tierras y Hábitat a los pueblos Kariña, Cumanagoto, Jivi, Chaima y Japreria de los estados Anzoátegui, Apure, Monagas y Zulia.

La infraestructura destinada a la generación de productos agrícolas también tuvo un espacio en la gestión del Minpi ya que se rehabilitaron las instalaciones de los Centros de Producción Indio Alegre y las Capuruchanas, así como también el Centro de Formación y Producción Agroecológica Matuwiniyu Ye’kwana René ubicados en los estados Amazonas y Apure.

Colocada desde: http://hoyvenezuela.info/Karelis González/Hoy Venezuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s