Estructuras anclan indígenas a la pobreza, reconoce Banco Mundial

imagen-pobreza_0

Existen condiciones estructurales que anclan a los pueblos indígenas a la pobreza e impiden el desarrollo de su pleno potencial económico, reconoce un informe del Banco Mundial (BM).Latinoamérica indígena en el Siglo XXI es un análisis de la problemática de los pueblos originarios en el subcontinente, que la institución financiera considera “un tema de gran interés en la agenda”, y parte de información estadística, valoraciones y censos realizados en los países del área.

El BM redobló sus esfuerzos “para contribuir a la inclusión social y económica de los pueblos indígenas, señaló el documento, aunque acota que “es improbable que los cambios se produzcan de un día para otro”, aunque menciona “numerosos avances positivos en los últimos años”, pero todavía persisten barreras críticas.

“Los pueblos indígenas no se beneficiaron proporcionalmente durante la década dorada (de América Latina) y, a pesar de las numerosas ganancias, todavía afrontan grandes desafíos”, reza el documento que demuestra cómo en las mismas condiciones de pobreza, los originarios están en peor situación que los demás pobladores.

“En general, la probabilidad de que vivan en condiciones de pobreza extrema es 2,7 veces mayor que en el caso de la población no indígena”, aseveró el estudio, el cual demuestra en cifras cómo la discriminación a quienes proceden de las culturas ancestrales está presente en múltiples indicadores sociales y económicos.

Para eliminar las barreras que bloquean el desempeño de estos grupos, el BM sugiere esfuerzos coordinados de todos los actores que influyen en el desarrollo económico y social sostenible, incluidos gobiernos, sociedad civil, medios académicos y sector privado, en colaboración con las comunidades originarias.

En el caso de Panamá, donde existen siete etnias ancestrales, el BM argumenta en su estudio las brechas de las mismas en temas como salud, educación, empleo, salario, acceso a los servicios básicos de agua, electricidad y comunicaciones, entre otros.

Un total de 417 mil 559 indígenas arrojó el censo de 2010, lo que constituye el 12,2 por ciento de la población panameña, mientras que las tres cuartas partes de ellos viven en zonas rurales, y son los más perjudicadas en materia socio-económica.

Las apreciaciones del BM coinciden en parte con otro análisis reciente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual ratifica como las brechas de la pobreza en Panamá determinan que la población en los niveles inferiores tenga una participación desproporcionadamente baja en el ingreso, rasgo distintivo del país frente dentro de la región.

Las marcadas fisuras y las deficiencias institucionales que se registran contrastan con sectores muy dinámicos como el conglomerado del Canal, que dispone de regímenes especiales los cuales facilitan la inversión y demandan fuerza de trabajo calificada, señaló el BID.

Colocada desde: http://www.prensa-latina.cu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s