Conozca los insólitos fundamentos de la condena a Milagro Sala


milagro-sala

Tras conocerse los fundamentos de la sentencia a la líder de la Organización Túpac Amaru, Milagro Sala, que la obliga a pagar una multa de 3 mil 780 pesos y a una inhabilitación de tres años y tres meses para ocupar cargos en asociaciones civiles, se vuelve a confirmar lo que en su momento mostró el veredicto: la existencia de una condena excesiva, ilegal e inconstitucional, que ahora también demuestra su carácter completamente arbitrario porque ni siquiera está argumentada, según explicó un abogado al diario local Página/12.

El jurista del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), Federico Efrón, aseguró que los elementos del dictamen hacia Sala “son claramente una afrenta directa a la protesta social argentina” y que la proscripción de tres años ni siquiera está prevista por el Código Contravencional de Jujuy, que limita la pena a un plazo máximo de tres meses. “Lo que queda es ir hasta la Corte Suprema, porque acá está en juego el derecho a protestar, el derecho a formar parte de asociaciones, el trabajo de las asociaciones, que son derechos consagrados por la Constitución”, enfatizó.

Mediante una resolución de 35 páginas, el juez de faltas Matías Ustarez Carrillo aprobó la materialidad de la manifestación de 33 días en la Plaza Belgrano y sus inmediaciones, pero basándose en alegatos que no explican las razones de la condena a la también diputada del Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur) ni dan cuenta del modo en que se valoraron las pruebas, ya que el magistrado apuntó que debido a lo que catalogó como una “ocupación irregular” y “desaproporcionada” hubo “ciudadanos” que no pudieron ir a la misa de Navidad y Reyes Magos en la Iglesia Catedral e inventó una suerte de catálogo de manifestaciones posibles que deberían ser “pacíficas” y adecuadas a una “Ley de Procedimientos Administrativos”, cuyo cumplimiento tornaría abstractos todos los actos de protesta.

En ese sentido, Efrón señaló que “la única mención que hace sobre la fundamentación de la pena habla de los 33 días del acampe que encabezó Milagro Sala, pero más allá de que eso no es suficiente para fundamentar la pena, también es erróneo porque ella fue detenida el 16 de enero, y entonces y en cualquier caso, sólo estuvo acampando la mitad de los días que se le imputan”, acentuó al tiempo que resaltó: “El juez tampoco fundamentó las razones de los años de inhabilitación, que no está previsto en el Código (…) cuando vas al artículo 113 (de las manifestaciones públicas) no hay ninguna disposición que le permita al juez dictar una pena de más de tres meses. El artículo no habla de inhabilitación. Por eso, esto es muy grave, es inconstitucional porque está en contra de un derecho constitucional como la libertad de asociación y de reunión”, denunció.

“Este proceso no tendría que haber existido. El artículo 5° del Código establece con mucha claridad que, si los mismos hechos que son parte de una contravención, son parte de una investigación penal, la acción contravencional cede por completo. Y acá, antes de que se inicie el proceso contravencional, 15 días antes, ya existía la denuncia penal por el acampe. En ningún momento tendría que haber comenzado este procedimiento”, acentuó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s