El Ecuador tiene 14 nacionalidades indígenas

ac091469958a8bedd04a3cd07d36eabd_xl

A diferencia de los pueblos indígenas, que incluyen todos los grupos étnicos que mantienen su identidad de acuerdo a sus costumbres, dialecto, ubicación geográfica y actividades económicas de manera bien definida, con el quichua como lengua, las nacionalidades incluyen a todos los grupos étnicos con habla y cultura propia.

Sin embargo, para Ruth Moya, directora de Educación Intercultural Bilingüe de la Universidad Nacional de Educación, UNAE, tal diferenciación responde a una necesidad de los pueblos indígenas, de los años 90 e inicios del 2000, por autodenominarse nacionalidades con el fin de encajar en el concepto “de Ecuador como Estado plurinacional e intercultural”.

Cada una de las 14 nacionalidades de Ecuador tiene su propio idioma y, en su mayoría, la población no supera los 10.000 habitantes, según IICSE. Las más grande es la Quichua con 328.149 ciudadanos. El idioma que practican lleva el mismo nombre de la nacionalidad y están dispersos por todo el territorio, prioritariamente en la Sierra, Guayas y Zamora Chinchipe.

A esta le secunda la nacionalidad Shuar con 79.709 personas, quienes mantienen su idioma que lleva por nombre shuar chichan. Con menor densidad poblacional surge, en tercer lugar, la nacionalidad Chachi con 10.222 habitantes que hablan su idioma nativo, es decir, el cha’palaa.

Las 11 nacionalidades restantes cuentan con una densidad menor a 10.000 habitantes, siendo las menores la Sekoya con 689, Siona con 611, Zápara con 559 y finalmente la Épera con 546 habitantes.

Población

Para Moya, muchos son los aspectos determinantes para que las nacionalidades se diferencien en densidad poblacional, uno de ellos la fragilidad ecológica de cada localidad, pues muchas no soportan o solventan las necesidades alimenticias de la gente, lo que los obliga a migrar constantemente.

Otra de las razones es que los pueblos se caracterizaban por ser guerreros, se desplazaban con facilidad, pero al final se diezmaban entre sí. Sin embargo, la docente cree que esta falta de contacto con el exterior, principalmente la cultura de occidente, son factores que han contribuido a no perder los rasgos identitarios originales de cada nacionalidad.

“La memoria rebelde hace que se conserve la cosmogonía y costumbres”, agregó. Contrario a ello, los habitantes de las nacionalidades más grandes no están exentos de perder sus características, por ejemplo, por vincularse con la tecnología.

Lengua

Por otro lado, aunque resulte obvio, la lengua más utilizada es la quichua; sin embargo, tener el mayor índice poblacional no garantiza que se perennice. Por otro lado, aunque las de menor densidad garantizan su permanencia en el tiempo, tampoco están exentas de desaparecer.

Tal como lo señaló Cristóbal Cárdenas, director del Departamento de Estudios Interculturales de la Universidad de Cuenca, adhiere a las características anteriormente descritas para que se pierdan, la falta de organización, pieza clave para garantizar sus prácticas ancestrales y culturales.

Por lo tanto, las lenguas de las nacionalidades se han visto amenazadas. Para evitarlo, hacen falta políticas educativas y proyectos de investigación que se vinculen al estudio no invasivo y respetuoso de las nacionalidades.

Colocadas desde: http://www.eltiempo.com.ec/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s