Día Internacional de los Pueblos Indígenas en Venezuela: Cumpliendo los objetivos de desarrollo sostenible

Cada 9 de agosto, se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que tiene su origen en la resolución de la Organización de las Naciones Unidas emitida en diciembre de 1994. Este año, la conmemoración está dedicada al Décimo Aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que establece un marco universal de normas básicas para promover el ejercicio de los derechos de los Pueblos ancestrales.

En este contexto, se puede afirmar que Venezuela cuenta con un avance muy importante luego a esta Declaración, considerando el contenido de la Constitución Bolivariana de Venezuela, que en su preámbulo establece como valor fundamental la composición multiétnica y pluricultural de la Nación, sustentada originalmente en sus pueblos originarios, además de que reconoce y garantiza sus derechos, igualdad de oportunidades y la eliminación de cualquier práctica de discriminación.

Mientras que posteriormente a dicha Declaración y gracias a la consolidación de la Revolución Bolivariana, se han generado nuevos instrumentos legislativos que contribuyen al cumplimiento de sus objetivos. En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Capítulo VIII, desde el artículo 119 al 126), se incorporan todos los derechos, discusión que se inició cuando se hizo el proceso de consulta al pueblo venezolano, para aprobar una nueva Constitución Nacional, proceso que fue iniciado en abril de 1999 por el Comandante, Hugo Chávez.

La Asamblea Nacional Constituyente de 1999, ​les devolvió a los indígenas del país su carácter de seres humanos con derechos. En la anterior Constitución elaborada en 1961, se mencionaba a los pueblos originarios, solamente para incorporarlos de forma progresiva a la vida de la nación, sus derechos eran protegidos solo en Estado de Excepción y su condición social dependía del poder legislativo de entonces.

​(La Constitución de 1961: Artículo 77º ​ …La ley establecerá el régimen de excepción que requiera la protección de las comunidades indígenas y su incorporación progresiva a la vida de la Nación).

Luego de este gran avance en materia reglamentaria, ​en Venezuela​​ ya​ no es una utopía hablar de descolonización del pensamiento de los pueblos originarios y ​de la reivindicación de ​sus derechos ancestrales, los cuales actualmente ​están contemplados en una ley denominada: Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas (LOPCI).

Esta ley dignifica al pueblo indígena venezolano, le cuida sus tierras y los define como ciudadanos dentro de la sociedad con participación activa y política consta de ciento sesenta y seis (166) artículos, contenidos en diez (10) títulos, un título adicional que contiene seis (6) disposiciones transitorias, 1 deroga todo lo previsto en compendios de leyes que incluían a los indígenas, y dos (2) disposiciones finales, una en la que se dicen los nombres de todas las comunidades indígenas presentes en el país.

Los Pueblos Indígenas existentes e identificados en Venezuela, gracias al proceso de inclusion y como un acto de justicia social son: Baniva, Baré, Cubeo, Jivi (Guajibo), Hoti (Hodi), Kurripaco, Piapoco, Puinave, Sáliva, Sanemá, Wotjuja (Piaroa), Yanomami, Warekena, Yabarana, Yekuana,Mako, Ñengatú (Yeral), Kari ́ña, Cumanagoto, Pumé ( Yaruro), Kuiba, Uruak (Arutani), Akawayo, Arawako, Eñepá (Panare), Pemón, Sape, Wanai (Mapoyo), Warao, Chaima, Wayuu, Añú (Paraujano), Barí, Yukpa, Japréria, Ayaman, Inga, Amorua, Timoto-Cuicas (Timotes) y Guanono.”

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas fue adoptada en Nueva York el 13 de septiembre de 2007 durante la sesión 61 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta declaración tiene como predecesoras a la Convención 169 de la OIT y a la Convención 107.

En este sentido, Venezuela se adhiere a los principios de la Declaración de las Naciones Unidas, en cumpliendo con los objetivos de desarrollo sostenible de las metas del milenio, respetando la relación con sus tradiciones y culturas considerando que su conocimiento contribuye al desarrollo sostenible y a una ordenación adecuada del medio ambiente, así como el fomento de relaciones armoniosas y de cooperación entre el Estado y los Pueblos Indígenas, basados en los principios de justicia, democracia y respeto a los derechos humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s